lunes, agosto 27, 2012

Indescriptible


Basta el toque de Tu aliento, para dejarme sin aliento. En tu ausencia no respiro. Tu acción me deja sin palabras. Quiero conocerte. Pero es imposible. Mientras más estoy contigo, más nuevo me apareces. Insondables eres.
Mi pequeñez no puede pensarte, ni imaginarte. Pero eres real. Como si pudiera tocarte. Otra vez te esfumas y te renuevas. Y haces todo nuevo. Y eres nuevo, desconocido, de nuevo. ¿Donde estás? Donde te inviten. Eres un caballero. No invades.
Eres poderoso e inocente. Una ráfaga, un suave viento, un suspiro. Un llama que arde, que quema sin herir. Eres aliento de vida. Eres el fruto del amor. Eres el tercero de tres.
No puedo verte, pero veo lo que haces. No puedo describirte. ¿Hay palabras que te abarquen? Te busco. Intento encontrarte, en todas partes. No calles. Ilumíname con tu luz. Lava mis manchas. Riega el desierto de mi vida. Cura mi enfermedad. Doblega mi orgullo. Dirige el error de mis pasos. Llena los más íntimo de mi ser. Enséñame la difícil tarea de ser humilde sin falsedad. Dame la caridad de amar a los demás igual que a mi. Dame valor para no tener miedo, de ir por el mundo sembrando la semilla del amor de mi Creador.
Entra a mi corazón y ponte cómodo. Me gustaría que te quedarás para siempre. ¿Aceptas?

2 comentarios:

zxguitar dijo...

Waoooo, gracias por compartirlo!!!!

Nazaret Espinal dijo...

Gracias a Dios porque Él se re-partió primero.
Dios te bendiga!