miércoles, abril 07, 2010

¡Hola!

Una nueva canción empieza a sonar en mi tocadiscos. La escucho atenta y encantada. En dos palabras: estoy feliz y emocionada. Siento maripositas en el estómago y no precisamente tiene que ver con algún varón. No se trata de eso. La vida me sonríe y estoy enamorada de ella, de su cálida y dulce mirada, de su abrazo que me arrulla. Siento una inexplicable sensación en mi interior que me hace mirar al cielo con frecuencia, y otra vez sonreirle al cielo, a las nubes. Suena tonto, barato y sin esencia. Pero les conforto con un típico "yo me entiendo".
Es más o menos esto: estoy cerrando un ciclo de mi vida, y de una vez, se empiezan a abrir otros. En un chazquido de dedos. A la rueleta de mi asombro, dejándome boquiabierta.
"Este será un gran año", fue mi propio augurio la madrugada del primero de enero. Aunque con lágrimas en los ojos, esa primera madrugada me prometía muchos cambios, cosas nuevas... sin saber el tamaño que tendrían, me aventuré a aceptarlos en mi interior. Tamaña osadía.
Justo ahora, cual si fuera un cuento, siento la llegar a la última página y entrever la palabra "fin". Me tiemblan las piernas, se me encoje el estómago... uuyy. Pero se siente bien, muy bien. Ante mi se abre un horizonte mágico, lleno de sorpresas esperando-me.
Con humildad, puedo decir que estoy creciendo. Y lo mejor, estoy creyendo en mí. Estoy siendo testigo del amor de Dios. Reconociendo quienes son mis verdaderos amigos. Disfrutando de la aventura de la vida y conociendo un mundo por el momento, escondido y desconocido para mi.
Por demás, les dejo mi saludo. Desde hoy, alguien nueva les saluda. Dios hace nueva todas las cosas, y yo, por su Gracia, no soy la excepción.
Pero no tengan miedo. Sólo soy yo, renovada como las aguas de un río. A bordo de una montaña-rusa, achinando los ojos y abriendo los brazos al Sol.

4 comentarios:

zxguitar dijo...

mientras tanto sigo orando por ti, tu sabes... rosarios de cabeza, por aquello que acordamos... xD

Roberto Lone dijo...

"Este será un gran año", fue mi propio augurio la madrugada del primero de enero...

Esta es la parte esencial de tu escrito. El dijo que llegaría como un ladrón en la noche. Ahora suyo es tu corazón, alma y cuerpo.

Te entiendo, porque un día me despertó a mi con una suavidad tan elegante y precisa, me levanté de la cama y me dirigí hacia el sofá. Me senté y le pregunté: En que te puedo servir Señor?

Bendiciones para ti Nazaret y a La República Dominicana!

cotidianeidades argentinas dijo...

Quetal, Nazaret; me alegro por lo que compartis, es algo tremendo eso!!.
Hace poco tiempo a la madrugada algo me despertó, en paz, entendí que era de parte de Dios, así que me puse a orar y a dar gracias. Luego comencé a experimentar una especie de suave corriente eléctrica en todo el cuerpo, y paulatinamente fue disminuyendo. No soy místico ni ecléptico, pero estoy convencido de que Jesús obra como y cuando quiere en todos los que son sinceros y creen en él. Como dice Roberto, intento ser lo más equilibrado en todo lo que hago. Un saludo fraternal.

coco dijo...

Que alegria me proporcionas y que envidia me producen tus escritos.
Soy bastante mayor y muy exceptico, totalmente agnostico. Quiero creer pero la vida me ha hecho descreido. Creo en las personas y no en todas. Quiero creer que el ser humano es bueno por naturaleza.
Te felicito.