lunes, abril 19, 2010

¿Qué significa seguir?

Por un momento pensé que se trataba de un artículo del blog que sigo. Con desilusión, descubrí que era un tema de blogger para explicar de que se trata eso de "seguir".
Sin mucho en la cabeza decidí hacer yo el artículo. Abrí el escritorio, hice "click" en "nueva entrada" y empecé a teclear. Lo que saliera estaría bien. En estos días tengo que sacar fuera, tengo que... dejar salir todo lo que entra a mi mente. Tengo que seguir.
Y, ¿qué significa seguir?
Luchar sin descanso, es decir, no darse por vencido.
Seguir escribiendo aunque nadie te lea.
Salir a la calle con una sonrisa a pesar de haber dormido mal y no tener dinero para comer y pagar el pasaje.
Seguir es corregir los errores. Conservar la calma cuando aparentemente lo haz perdido todo.
Es pintarse los labios de carmín, sentirse orgullosa y valorar lo que eres, después de terminar una relación de años. O después de años de estar sola.
Seguir es sacudirte el polvo, vendarte las heridas, olvidar lo pasado.
Es caminar con la frente en alto cuando acabas de perder el trabajo. Comerte un helado cuando no te fue bien en el exámen.
Seguir es soñar aunque tengas pesadillas. Escribir aunque no llegue la inspiración. Vestirte de rojo luego de un diagnóstico desfavorable de salud. Es perder la batalla pero tener ganas de pelear hasta morir.
Seguir es perdonar y sanar la herida aunque parezca que no tiene sentido. Es amar a aquel que te arrancó el amor.
Seguir es dormir cuando no sabes como pagar las deudas. Es soltar una carcajada cuando se te olvidó la cartera y todos tus cuadernos en el autobús.
Es levantarse temprano a tomar el café cuando el cielo amanece nublado o llueve.
Seguir es subirse el pantalón cuando hay que pasar un charco de agua y ponerse una funda en la cabeza si se te quedó la sombrilla en casa.
Es comerte feliz un helado de coco con batata si no hay para comprar un "Yogen Fruz".
Es "bajarte" y atar el cordón de los zapatos si no aparece quien lo haga.
Seguir es hacer de las cenizas tus alas para volar.
Tomarte el remedio de cebollas y sábila aunque no te guste.
Seguir es eso... seguir. Continuar, no detenerse, mirar hacia adelante, ponerse de pie después de caer... seguir. Tomarse el chocolate caliente agarrando la taza con las dos manos, sonriendo agradecida porque después de todo, si estás viva, entonces no estás vencida... Sigue.

4 comentarios:

Miguel Ernesto dijo...

Sigue adelante..!!! Animo!!! Pa lante, algunas de mis palabras favoritas...por que sin quizas es lo que mas necesitamos...siempre habrán obstaculos, dudas, miedos, temores, soledades..etc...pero hay que seguir, Vivir la vida en abundacia que Jesús nos regala. Esa es nuestra gran fortuna como cristianos, contamos con un gran Dios que nos hace mas que Vencedores.
De algo estoy claro, por mis años de a veces no querer seguir, y es que tenemos derecho de vivir "esos momentos" de tristeza acumulada, Dios lo entiende y lo increible es que sin varita mágica si nos mantenemos bajo sus pies salimos mas fortalecidos. Dios siempre sorprende.
TQM , gracias por que leerte es una lección. bendiciones.

cotidianeidades argentinas dijo...

Qué bueno seguir!! Claro que a veces nos fácil, como bien decís. Es mucho más sencillo cuando todo marcha como uno desea, pero, en la adversidad la cosa se complica, y seguir cuesta mucho. Comparto tu mensaje, y el modo o la forma de decirlo, es muy poético. Un gran saludo, y muy buen mensaje cristiano.

Roberto Lone dijo...

Todo cuanto acontece en nuestras vidas será vital para aprender y ser fuerte y no decaer.

Siempre recuerdo que no somos un cuerpo con alma sino un alma con un cuerpo. Esta frase me empuja a seguir y seguir por muy polvorientos, empedrados o inciertos que parezcan los días y los caminos.

Seguir si, seguir con fe!

Bendiciones!

danilita21 dijo...

seguir... seguir es todo lo que debemos hacer cuando las cosas se van por el drenaje o cuando parece que ya hemos ganado la batalla.


seguir, es una palabra interesante y que nos da a todos un tinte de esperanza.