jueves, febrero 05, 2009

Un corazón de barro



Eso es lo que quiero. Aunque me cueste mucho, quiero un corazón hecho a la manera de Jesús: lejos del orgullo, siempre humilde, rebosado de amor para compartir y siempre dispuesto a perdonar y pedir perdón. Uno que irradie una luz que ilumine las tinieblas que causan el odio, el egoismo, la malicia...

Yo quiero un corazón de barro para que Jesús pueda moldearlo a su manera. No me importa si duele, no me importa si lloro. Sé que de mi hará una obra de arte si me deposito en sus manos. Por eso mi mayor anhelo es mostrar un rostro parecido al de mi Maestro. ¿Difícil? Pero no imposible.

2 comentarios:

yazZminJM dijo...

haa yo te apoyo yo tambien qiero que Jesus me moldee...estoy canzada de hacer las cosas a mi manera pensado que era lo mejor para mi,que asi iba a ser feliz pero ya me di cuenta que no, Dios qiere lo mejor para nosotros solo si hacemos su voluntad seremos felices!
wow no es una desicion facil..porque sabemos lo que conlleva,el proceso es duro para nuestro "yO" pero quiero ganarme una sonrisa de Dios, quiero ser su princesa por siempre y poder agradarlo solo a él!

que estes muyy bien amiwa..tqm

un besop

cuidatee

DTB

Ivelisse Paulino dijo...

Si, debemos no solo querer que Jesús nos moldee, sino dejar que lo haga. Y eso si que es dificil, pero se puede, estoy convecida de ello.

Pa´lante amiga, que Dios ya está haciendo su "trabajito" contigo.

Take Care and smile, while God does his work. TQM