miércoles, marzo 18, 2009

Dios cuida de mi




Pese a la lluvia y al cielo gris, está el sol. Me lo imagino tan brillante oculto entre las nubes malhumoradas y tristes. Rasgo su espesor con mi imaginación para ver más allá, y contemplo absorta la luz que ilumina este lado del mundo. Me dejo acariciar por la dulce y suave brisa... y siento como Dios cuida de mi. Así como el Sol sale a pesar de la tormenta, así Dios nos lleva entre sus brazos en medio de las dificultades. Aunque no lo veamos, Dios nos cuida, nos cobija, nos sostiene, nos ama.
Cada día, ponte en las manos de Aquel que se entregó por ti y repite, más todavía cuando sientas que no hay esperanzas y que se acabaron tus fuerzas: Dios cuida de mi.

1Pedro, 5-6.
Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios para que, llegada la ocasión, os ensalce; confiadle todas vuestras preocupaciones, pues él cuida de vosotros.
Biblia Jerusalén

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que, llegado el momento, él los levante. Depositen en él todas sus preocupaciones, pues él cuida de ustedes.
Biblia Latinoamericana

En mi vida no hay dirección, tomaré una decisión.Yo sé que existe alguien que me ama, mi mano Él sostendrá. Si una puerta se cierra aquí, otras puertas se abren ahí. Necesito aprender de más de Dios, porque Él es quien cuida de mí. Dios cuida de mí.

Dios cuida de mí, bajo la sombra de sus alas. Dios cuida de mí, yo amo su casa y no ando solo. No estoy solo porque... Dios cuida de mí.

Dios cuida de mi, Danny Berrios

2 comentarios:

Ariel Cabral dijo...

Amén. Así es, Nazaré. Aunque a veces pensemos que El no está cuando más lo necesitamos, la verdad es que El nunca nos deja solos.

Felicidades por tu blog.

Nazaret Espinal dijo...

Gracias! Ariel!