jueves, octubre 02, 2008

Esperar, esperar...




Esperar es una virtud, un don en este mundo en el que todos van tan 'desesperados'. Es más, hasta parece que el que anda con calma no está acorde con los tiempos. La velocidad es una moda y el que no va rápido está 'quedao'. Sólo de mencionar la palabra espera, a una persona que tiene como ley vivir a la carrera, es un sacrilegio. Todo es para ¡ya! Queremos que desde que encendamos el computador, suba el sistema en segundos. Que la guagua llegue desde que estamos en la parada. Que desde que salimos a la calle nada se nos atraviese por el camino; ni un semáforo en rojo. Hasta esperar que cambie a verde o darle paso a alguien nos desespera. O si nos dejan al teléfono. O En el doctor, no queremos ni oir la consulta, ni enfermarnos y así no sacar "tiempo" para ir. No nos gusta hacer filas y en todos queremos estar "alante". Y la lista es laaarga...

En el lenguaje divino, las cosas marchan de una forma inversa a esta máxima que ha inventado el ser humano. Porque Dios inventó el tiempo, el hombre la prisa. Vamos por la vida atropellando, sin pausa. Sería una completa locura esperar en Dios, que no tiene tiempo. Un día para Él pueden ser mil años... ¡Imagínense!
En los caminos del Señor es una de las virtudes, repito, más importantes, porque Dios nos va mostrando y enseñando paso a paso las cosas. Si nos desesperamos, su Voluntad, su plan con nosotros, no tendría un buen resultado o ninguno.

Una parte del Salmo de hoy dice: "Espera en el Señor, se valiente. Ten ánimo, espera en el Señor". En la biblia latinoamericana dice de esta forma: "Confía en el Señor, ¡ánimo, arriba! espera en el Señor". En otra: "Ármate de valor y fortaleza y en el Señor confía".
Ufff. Esperar también es asunto de VALIENTES. Esto es muy profundo. Creo que es un buen tema para estudiar. Así puedo hablar con ustedes sobre eso más adelante. Mientras, le dejo las letras de esta canción de Jesús Adrian Romero que cae como anillo al dedo. Se llama: Esperar en Tí.

Esperar en Tí
difícil sé que es
mi mente dice no,
no es posible.
Te doy mi corazón
confiado está en Tí
Tú siempre has sido fiel,
me has sostenido.

Coro
Y esperaré, pacientemente
aunque la duda me atormente
yo no confío con la mente,
lo hago con el corazón.

Y esperaré, en la tormenta
aunque tardare Tu respuesta
yo confiaré en Tu Providencia
Tu siempre tienes el control.

Hermano, ánimo. Sean valientes y esperen en el Señor.

PD. JAJAJA! Me llega a la mente la canción de Maná, El muelle de San Blas... Porque será? Hey, no tiene nada que ver...
Just forget it!

2 comentarios:

Minha Vida dijo...

Esperar e esperar!! Crer e ver... Deus surge e responde todas as nossas questões e dúvidas!!!! Bjs e Bjs

Nazaret Espinal dijo...

Gracias!! Eres de Brasil?